La red 21 Uruguay nos presenta un compilado de razones por las que quizá deberías seriamente replantearte tus hábitos alimenticios. La lista habla de los grandes problemas de salud o a nivel ambiental que acarrea nuestro consumo excesivo de carne:

Riesgos para la salud

El consumo regular de carnes rojas eleva las posibilidades de sufrir ocho distintos tipos de enfermedades: cáncer, patologías cardíacas, enfermedades respiratorias, apoplejía, diabetes, enfermedades renales y padecimientos hepáticos, según un estudio publicadoen la revista científica British Medical Journal.

Calentamiento global

Actualmente, hay cerca de 1.3 billones de cabezas de ganado en el mundo que expulsan más de 40 millones de galones de gas metano al día. Ya en 2007, Uruguay era el país con mayor cantidad de vacunos por habitante del mundo: 3.8 cabezas/habitante, y en 2014 ya habían 15 millones de reses, o sea 4.2 cabezas/habitante.

La agricultura industrializada, de monocultivo y a gran escala, en general, aporta entre el 15% y el 20% de las emisiones de gases contaminantes del planeta, pero la mayor parte viene de la ganadería, ya que el metano calienta el planeta a una tasa que es 25-34 veces mayor que el carbono.

Después se agregan las emisiones de carbono involucradas en el transporte, el almacenamiento y la preparación de la carne roja. Un estudio de 2014 concluyó que renunciar a la carne roja es más eficaz en la reducción de la huella de carbono que dejar de usar automóviles.

Contaminación local

Algunos estudios en ganaderías de gran escala, así como en frigoríficos y mataderos, han encontrado que bacterias y residuos sólidos de estos lugares son grandes contaminantes de las vías acuáticas navegables, lo que puede ocasionar enfermedades en las poblaciones locales. Otras investigaciones han vinculado a las grandes ganaderías con la mala calidad del aire, lo que provoca problemas respiratorios en los habitantes.

Maltrato animal

Las vacas son tan emocionalmente complejas como los perros y los gatos, pero los mataderos someten a los animales a condiciones crueles y brutales desde el nacimiento mismo hasta el día de su muerte. Según datos de la organización animalista PETA asegura que 29 millones de vacas sufren y mueren en las industrias de la carne y lácteos cada año.

128 mataderos son responsables de la mayoría de la devastación de la Amazonia

Los satélites son reporteros constantes de la deforestación de la selva Amazónica, y la conclusión de lo que se ve en sus fotografías es inequívoca: dos tercios de la deforestación del…

Deforestación

La agricultura ocupa el 40% de la superficie de la Tierra, y la mayor parte está dedicada a la cría y alimentación de ganado. Las vacas son más grandes, comen más y producen más desechos que otros animales, convirtiéndolos en el ganado más intensivo en tierra.

La producción de carne de vacuno, por ejemplo, consume 28 veces más tierra que el pollo o cerdo y 160 veces más tierra que los cultivos básicos como el trigo o el arroz. Para ampliar las zonas de pastoreo los ganaderos suelen talar bosques, como sucede en la Amazonia, donde el 80% de la deforestación está relacionada a esta industria.

Cada año desaparecen 13.000 millones de hectáreas de bosque para dar paso a usos agrícolas, especialmente para criar y alimentar el ganado.

FAO expresa que se necesitan más países como Uruguay, que aporten a la seguridad alimentaria mundial

El subdirector General de la Organización de Nacionales Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Julio Antonio Berdegué, dijo que se necesitan más países como Uruguay que produzcan…

Consumo excesivo de recursos

La crianza de vacas requiere grandes cantidades de comida y agua. Alrededor del 36% de la tierra libre de hielo del Planeta está dedicada al pastoreo de ganado, y un 33% adicional de las tierras de cultivo se dedican a la producción de alimento para ganado.

Las vacas también tienen una enorme huella hídrica (la cantidad de agua consumida en la elaboración de un producto). Para producir 500 gramos de carne de vacuno se necesitan 1.799 galones, en comparación con 576 galones por 500 gramos de cerdo y 108 galones por el mismo peso de maíz.

La comida vegetariana es sorpresivamente rica

Las opciones hoy en día son tan diversas como sabrosas, y no necesariamente hay que comer lechuga y tomate todos los días para ser vegetariano o vegano.

Además, los costos de elaboración de un plato de comida sin carnes son mucho más bajos que aquellos que incluyen, al menos, un producto cárnico.

La salud es importante, pero en #CadenaVerde queremos hacer una llamada de atención y énfasis al tema de los recursos, la deforestación, la contaminación, y el calentamiento global como razones suficientemente importantes para cambiar a un consumo al menos con el mínimo posible de productos cárnicos, en ese sentido resaltar que para esos problemas, el tema no es como tal el hecho de comer o no carne sino el daño que provoca la industria ganadera al planeta, debido a la creciente demanda.

 

Con info de: lr21.uy