Toluca, México.- La directora general del DIFEM, Carolina Alanís informó que los programas alimentarios dirigidos a la infancia y la familia, se incrementaron 45 por ciento en el Estado de México durante los últimos seis años, lo que permitió integrar a 58 mil niños en acciones preventivas de padecimientos como desnutrición y garantizar mejores condiciones de salud y desarrollo.

Mencionó que este incremento en programas como desayunos escolares fríos, desayunos calientes y raciones vespertinas, permitió atender este año a 738 mil 283 estudiantes; además de ampliar la cantidad de desayunadores de mil 50 que había al inicio de la administración, a cerca de mil 600 que actualmente funcionan a través de padres de familia que preparan alimentos para sus hijos.

Por ello, Carolina Alanís entregó Canastas Mexiquenses a pobladores de distintas delegaciones de la capital estatal, como San Felipe Tlalmimilolpan, San Juan Tilapa y Santiago Tlacotepec; en estas comunidades se dieron mil 218 despensas a 609 beneficiarios, lo que corresponde al segundo y tercer bimestre de este programa que, resaltó, apoya de forma anual a 142 mil familias, con una inversión de 800 mil pesos. Por otra parte, el DIFEM promueve la apertura de 50 lactarios para mejorar la nutrición de los mexiquenses.