Un coche irrumpió este sábado contra un grupo de personas en Charlottesville (Virginia), donde han tenido lugar choques violentos por una marcha de blancos supremacistas y nacionalistas, y dejó al menos un muerto y 19 heridos de diversa gravedad, según han informado los medios estadounidenses. El conductor ya ha sido detenido, informa AP.

“Estoy desolado por que se haya perdido una vida aquí. Urjo a toda la gente de buena voluntad que se vaya a casa”, dijo Signer en un mensaje en la red social Twitter.

El suceso ocurrió poco después de que el gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, declarase el estado de emergencia en la ciudad, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenase “todo lo que representa el odio”.

“Múltiples heridos tras colisión de varios vehículos. Varios peatones golpeados“, indicaron las autoridades locales a través de la cuenta de Twitter de la ciudad de Charlottesville.

La polémica marcha ‘Unir a la derech’ se organizó en protesta por la retirada de una estatua homenaje al general confederado Robert E. Lee, quien lideró a las fuerzas sureñas durante la Guerra Civil estadounidense, y que ya generó choques violentos ayer entre participantes y opositores.

La manifestación ha sido descrita como “el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en Estados Unidos”, según el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los grupos que fomentan la violencia racial.