En una agria discusión donde PAN, PRD y Morena votaron en contra, la mayoría del PRI y sus aliados votaron a  favor de la despenalización de la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad en cualquier negocio del Estado de México.

De igual manera suprimieron la llamada Ley Seca para futuros procesos electorales y a partir de ahora se podrán ingerir bebidas embriagantes un día antes y durante la jornada electoral en restaurantes y establecimientos autorizado.

Raymundo Guzmán Corroviñas, diputado local del Partido Acción Nacional dijo que con dicha aprobación se da un paso atrás toda vez que con ello, “le ponen precio a nuestros niños”.

“Ahora sólo podrán pagar una multa y no pasara nada, los niños tendrán acceso a los lugares donde se vende alcohol y no pasará nada, este es un gran retroceso, hasta ahora las cosas las estaba haciendo bien la fiscalía de castigar a quien vendiera bebidas embriagantes a menores de edad”.