El banco de Luis retiró de su cuenta de ahorro el saldo de un crédito vencido relacionado con su departamento bajo el argumento de una cláusula compensatoria a la que se había comprometido. En esta cláusula nunca se establecía con claridad la facultad que tenía el banco para embargar la totalidad del saldo de la cuenta de ahorro de Luis.

Existe en los contratos de adhesión una cláusula denominada Cláusula de Compensación, a través de la cual, una institución financiera puede recuperar un pago vencido, siempre y cuando se establezca claramente y a conveniencia de las dos partes: el monto, fecha o plazo. Generalmente las cláusulas de compensación se concentran en tres productos: depósito a la vista o nómina, cuenta corriente y crédito hipotecario.

Muchos contratos de entidades financieras incluyen cláusulas que derivan en desventajas para el cliente, e incluso, como en el caso de Luis, dejan en riesgo su patrimonio. A estas cláusulas se les denomina cláusulas abusivas y los usuarios tienen el derecho de denunciarlas. La CONDUSEF puede sancionar a las instituciones financieras por tener este tipo de cláusulas en sus contratos y obligarlas a suprimirlas.

Si quieres saber más sobre este tema, ingresa a: www.gob.mx/condusef y entérate en qué productos o servicios financieros es común que aparezcan cláusulas abusivas. En caso de haber firmado un contrato y detectes una de ellas, denúncialo en cualquiera de las subdelegaciones de CONDUSEF. Recuerda que mientras más conozcas tu contrato, mejor podrás hacer valer tus derechos frente a las instituciones financieras.

 

Contacto en redes.

Twitter: @silviafdzm

Facebook: Silvia Fernández Martínez