Actualmente, flotan unas 150 millones de toneladas de desperdicios y para 2050, los mares tendrán más plástico que especies.
La proliferación de productos descartables y un manejo inadecuado de sus desechos ha generado que en Argentina, ya se han detectado partículas de material sintético en el tubo digestivo de algunos peces.
En zonas costeras del Río de la Plata, se recogieron ejemplares de surubí, sábalo, patí, pejerrey, carpa y se descubrió que albergaban en su tubo digestivo microplásticos que eventualmente podrían afectar su calidad para el consumo humano. Así lo revelaron científicos de la Universidad Nacional de La Plata y del CONICET, quienes advirtieron que es la primera vez que se detecta este material contaminante en la fauna ictícola del estuario platense.
Estos microplásticos tienen un tamaño menor a 5 mm y, en el caso del estudio citado, la mayor parte se trata de fibras sintéticas cuyo origen más frecuente es el lavado de ropa y productos de higiene personal, como pañales y toallas higiénicas.
Con info de: Notciasambientales.ar