El exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, sería extraditado de Panamá a México en 60 días, informó el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR), Alberto Elías Beltrán.

El funcionario afirmó que la PGR irá por el exmandatario para traerlo a territorio nacional y que sea juzgado en México.

Al término de la inauguración del primer Simposio Nacional de Ciencias Forenses que se realiza en México, Elías Beltrán explicó que la extradición del Borge está en proceso de acuerdo con las leyes y los tratados bilaterales entre México y Panamá en materia de extradición, para que pueda enfrentar tanto a la justicia federal como a la del estado de Quintana Roo.
La semana pasada, el tribunal de apelaciones de Panamá aceptó los nuevos cargos por los que México solicita a Roberto Borge, con lo que dejó el futuro de su extradición en manos de la Cancillería panameña.
El Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá tienen un plazo de 60 días para completar el proceso, de acuerdo con el juez Mauricio Marín.

El político enfrentó dos audiencias donde México fundamentó debidamente su detención por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, aprovechamiento ilícito del poder, desempeño irregular de funciones públicas y peculado, que ahora se añaden al pedido original de extradición.

Además, el juez Marín negó medidas cautelares que beneficiaran a Borge bajo el argumento de que sus ingresos mensuales (unos 16.000 dólares mensuales) y su falta de arraigo en Panamá son prueba de una alta peligrosidad.

Borge fue detenido la noche del 4 de junio en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, el principal de Panamá.