El corredor verde en Solidaridad las Torres a un costado del Tren Interurbano Toluca-México es viable, ya que a largo plazo revertiría el impacto ambiental y las inundaciones históricas presentadas en la zona, así como permitiría la recreación social, destacó la arquitecta Susana Bianconi Bailez.

El proyecto a su consideración tendría que estar constituido por ejemplares de árboles frutales y otras especies para generar jardines que funcionen como vasos reguladores de la lluvia y que incluso filtren las aguas negras, además la creación de espejos de agua.

Bianconi Bailez, alertó que derivado de las obras del Tren Interurbano la tierra está inerte lo que hace necesario apostar por proyectos ecológicos y de movilidad sustentable como la utilización de la bicicleta como medio de transporte en esta área.

Por su parte, los 80 ejidatarios de San Mateo Atenco dijeron estar dispuestos en construir el corredor verde de una extensión de 4 kilómetros con 90 metros de largo, aunque adelantaron insistirán en gestionar recursos al gobierno federal y estatal.