La ranita de Darwin. Es el único anfibio en el mundo en que el macho se preña así mismo, e incuba a las crías en su boca hoy está en peligro. Así lo afirma un estudio realizado por investigadores Chilenos.
¿La causa? el cambio climático.
“En promedio, el territorio de una ranita de Darwin es de entre uno a tres metros cuadrados”, explicó el doctor Claudio Soto Azat, director del Centro de Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello, y quien participó en el estudio. Eso hace que si hay un cambio en el bosque nativo y húmedo donde vive, sea imposible que busque otro refugio.
El biólogo David Uribe, del Laboratorio de Conservación Biológica de la Universidad de Chile y de la ONG Ranita de Darwin, y quien lideró el estudio, lo resume así: “Tiene una pequeña capacidad de dispersión, es decir, de moverse; entonces si el clima cambia, es muy poco probable que colonice lugares nuevos. Si el clima se pone más cálido, es probable que las especies se muevan hacia los polos o a altitudes mayores, siguiendo sus condiciones adecuadas para subsistir”. Sin embargo, la ranita es incapaz de lograr ese cambio de hábitat.
Para la investigación, los científicos monitorearon durante ocho años diversos sectores donde se sabe que hay poblaciones de esta especie, en el centro y sur de Chile. Además analizaron los registros históricos, desde que fue descubierta en Chiloé por Charles Darwin en 1835.