Un atentado suicida ocurrido durante las primeras horas de este lunes en Kabul dejó un saldo de al menos 35 personas muertas.

Aunque el primer balance del Ministerio del Interiorfueron 24 fallecidos y 42 heridos, conforme pasan las horas ha aumentado la cantidad de víctimas mortales.

El atentado ocurrió en forma de coche bomba, el cual estalló en un barrio de mayoría chií, afectando directamente un autobús que transportaba a empleados del Ministerio de Minas.

Luego de la tragedia, los talibanes se atribuyeron el hecho a través de Twitter, detallando que tenían en la mira dos autobuses de los Servicios de Inteligencia del Ministerio desde hace dos meses, sin embargo, la Agencia de Inteligencia del Directorio Nacional de Seguridad ha rechazado dicha versión, afirmando que no tienen autobuses para transportar a sus empleados.

Primeras investigaciones de las autoridades de Kabul indican que la explosión pudo tener como objetivo alcanzar la casa del líder de la comunidad chií hazara, Mohamed Moqaqeq, “pero nuestros guardias lo detuvieron”.

Cabe mencionar que dicho atentado es el número 14 que ha sufrido Kabul durante este año, acumulando mil 662 fallecidos, según cifras de la ONU en Afganistán.

Con información de El País.