Rubén usa con frecuencia el teléfono celular en lugares públicos que brindan conexión inalámbrica gratuita para realizar operaciones de banca electrónica. No tiene idea que con esta acción pone en riesgo sus recursos pues los delincuentes pueden acceder sin problema a la información de usuario y robar su identidad.

Es muy común que los usuarios de banca electrónica hagamos depósitos, transferencias, pago de servicios e impuestos, compras, retiros de efectivo y consulta de estados de cuenta ¿Pero realizamos estas operaciones de manera segura y confiable? La respuesta es no, lamentablemente los delitos relacionados con la banca electrónica crecen día a día.

Por ello, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) nos hace una serie de recomendaciones preventivas sobre ciberseguridad a quienes hacemos uso de la banca electrónica: antes de proporcionar cualquier dato personal debemos verificar que estamos accediendo a un sitio seguro, el banco deberá demostrarnos que nos reconoce con alguno de los siguientes elementos: nombre completo, imagen seleccionada previamente o palabra clave otorgada al registrar tu banca en línea.

También existen otros medios de autenticación como los números que se pueden verificar mediante el dispositivo conocido como token y/o aplicaciones móviles que otorgan claves. Recuerda que al ingresar al sitio de una institución financiera, esta deberá notificarte fecha y hora de tu última sesión y nombre completo con apellido. Si deseas saber más sobre este tema y conocer más sobre el trabajo que realiza la CNBV ingresa a: www.gob.mx/cnbv