En los últimos años, las aplicaciones móviles han supuesto toda una revolución tecnológica. Algunas en particular dan servicios más específicos y se han convertido en auténticas aliadas para las personas con discapacidad, permitiéndoles normalizar muchos aspectos de su vida.

Las personas con discapacidad visual y auditiva son las que más emplean ‘apps’ específicas

De acuerdo con los últimos datos publicados en el Informe Tecnología y Discapacidad, realizado por la Fundación Adecco y Keysight Technologies, en España un 60% de las personas con discapacidad son usuarios de apps específicas.

Estas tecnologías permiten comunicarse y manejar los dispositivos móviles en igualdad de condiciones o denunciar la violación de un derecho, por ejemplo, siendo más empleas por los que tienen discapacidad visual (77%), seguidos de los que tienen discapacidad auditiva (73%), física (65%) e intelectual (50%).

Algunas de las aplicaciones más usadas son Siri, Google Talk Back o VoiceOver, que ayudan a interactuar con su dispositivo móvil a las personas con discapacidad visual, así como SVisual (comunicación telefónica entre personas sordas) o Disabled Park (localización de espacios accesibles para personas con movilidad reducida).