V164 es su nombre, con 220 metros de altura, y aspas de 38 toneladas y 80 metros de largo.

Este molino de viento nacido en Dinamarca puede generar 216.000 KW en tan 24 horas. Todo un récord en la generación de energía eólica.

Las casas europeas consumen en promedio 3.250 KWH al año, una cantidad superior que al consumo anual de las viviendas de las principales ciudades latinoamericanas. Pues bien un día de producción podría generar electricidad a una casa durante más de 66 años.

Esta torre de viento se ha convertido en la evolución de la V164-8.0 MW británico que rompió record en el 2014 siendo capaz de alimentar a 16.000 hogares.

Los vientos oceánicos cumplen un papel fundamental en la transición energética, con los generadores gigantes se requieren menos turbinas, pero aún queda mucho trabajo que hacer en cuanto a la fijación de las turbinas en la plataforma continental, ya que los sistemas de fijación para soportar las torres tienen precios muy elevados. Sin embargo, es primera vez que las renovables están a punto de triunfar.

Con info de: Diario Ecología