Los consejeros electorales del Instituto Nacional Electoral (INE) optaron por aprobar un receso de la sesión extraordinaria donde se discutían los reportes de fiscalización de las pasadas elecciones del 4 de junio. Los representantes de los partidos, especialmente el PAN, consideraron que estaban recibiendo “nuevos proyectos” debido a que se hicieron correcciones a las propuestas.

La sesión duró poco más de 8 horas y de acuerdo al reglamento tenían oportunidad de extenderla por tres horas más, sin embargo, se hizo la propuesta de suspender la discusión con el fin de que los integrantes del Consejo General conozcan los textos. Si todo sale bien se retomaría el próximo lunes, siendo así la decisión del posible rebase en el tope de gastos de campaña en Coahuila, Nayarit y Veracruz quedó en suspenso.