Pronto cerrará el último canódromo de Londres poco a poco las grandes ciudades abandonan esta práctica.
Por buena parte del siglo XX, en la mayoría de ciudades británicas, las carreras de galgos eran uno de los principales pasatiempos de las clases populares en contraposición a los hipódromos, relacionados con clases más pudientes.
En los próximos días se procederá al cierre del último canódromo de la capital inglesa. Una ciudad que llegó a disponer de más de 20 de estos circuitos y que durante muchos años atraían a miles de apostadores, para una tarde de entretenimiento barato. Este último superviviente es el, pero solo Wimbledon Stadium, ubicado en el suroeste de la ciudad.
Ya se disputaron las últimas carreras y el establecimiento será sustituido por 600 apartamentos y un nuevo estadio de 11 mil plazas para el equipo de fútbol de tercera división AFC Wimbledon.