En junio, seis países árabes, encabezados por Arabia Saudita, acusaron a la dinastía qatarí de fomentar el terrorismo, y rompieron relaciones diplomáticas con Qatar.
Además impulsaron sanciones y un bloqueo económico que ha tenido otras consecuencias no previstas.
Los campesinos qataríes solían criar sus camellos y ovejas en zonas de Arabia Saudí. Ahora fueron espulsados de estas tierras junto con sus 15 mil camellos y 10 mil ovejas aproximadamente.
El éxodo apurado de los campesinos con sus animales a través del desierto y con temperaturas de hasta 50°C tuvo consecuencias, al menos cien camellos bebés murieron durante el viaje a Qatar.
El gobierno qatarí montó refugios de su lado de la frontera con comida y tanques de agua. Pero muchos animales no pudieron llegar hasta allí.
Se calcula que todavía hay unos 150 mil camellos qataríes.
Con info de: Noticiasambientales.ar