El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió la inocencia de su hijo en la interminable controversia sobre sus contactos con Rusia, y volvió a arremeter con furia contra la prensa, a la que acusa de divulgar noticias falsas.

Donald Trump Jr. difundió el martes correos electrónicos que muestran su disposición a recibir información de Rusia que perjudicaría a Hillary Clinton.

“Mi hijo Donald hizo un buen trabajo anoche”, escribió el presidente en Twitter, en referencia a la entrevista que su hijo, Donald Trump Jr., ofreció la noche del martes a la cadena conservadora Fox News.

“Fue abierto, transparente e inocente. Esta es la mayor caza de brujas de la historia política. Triste!”, añadió el mandatario.

De acuerdo con testimonios filtrados a parte de la prensa estadounidense, la Casa Blanca vive internamente momentos de intensa crisis.

Para el diario Washington Post, la Casa Blanca “se hundió en el caos” y el presidente habría estallado en furia con su equipo por la incapacidad de poner punto final a la controversia.

Por su parte, el New York Times señaló que la ira de Trump tiene como blanco principal al jefe de sus abogados, Marc Kasowitz, y además expresa constantemente su “rencor” por los titulares de prensa y programas periodísticos.

Otros órganos de prensa, como el sitio web especializado en política The Hill, señalan que la Casa Blanca atraviesa “su peor crisis” desde la llegada de Trump, y que el presidente pasa parte importante del día mirando programas periodísticos de televisión.

Trump Jr. se convirtió el martes en el centro de un espectacular escándalo al revelar correos electrónicos en los que quedó claro que aceptó una reunión con una abogada rusa en 2016 porque esperaba recibir información comprometedora sobre la adversaria de su padre en la campaña electoral, Hillary Clinton.