El Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la UNAM expresó su inconformidad por las conclusiones de la Procuraduría capitalina sobre el caso de la joven Lesvy Berlín Rivera Osorio, donde estableció que se suicidó y su novio fue acusado de homicidio simple doloso al no evitarlo.

 A través de un comunicado, la comunidad académica de este centro universitario exigió el esclarecimiento del caso y que se considere al feminicidio como principal línea de investigación.

Además, manifestaron estar indignados por el trato que las autoridades de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México le han dado a los familiares de Lesvy y su asesora jurídica, al negarles el acceso a los registros de investigación, “lo cual sin duda obstaculizó la coadyuvancia constitucional de las víctimas y ofendidos”.

“Reiteramos nuestro total rechazo a la violencia de género y manifestamos la necesidad de urgentes acciones institucionales para combatirla y para garantizar los derechos humanos de todas las personas”, concluyen en la misiva.