Por unanimidad, los integrantes de la Comisión Especial de Fomento a la Inversión en Infraestructura para la Ciudad de México aprobaron dar de baja a los diputados de Morena que formaban parte de la misma, ya que desde hace 18 meses en que ésta se conformó nunca se presentaron a trabajar, lo que de acuerdo a varios artículos de la Ley Orgánica de la ALDF, del Reglamento para el Gobierno Interior y del Reglamento Interior en Comisiones amerita su sustitución.

 

Tras este acuerdo parlamentario signado por los diputados integrantes, pertenecientes a diferentes fuerzas políticas, en próximos días se votará en el Pleno de la Asamblea la sustitución de la presidencia de la misma, que oficialmente corresponde a Morena. De ser aprobada la destitución la presidencia sería ocupada por el perredista Raúl Flores, quien hasta ahora ocupa la vicepresidencia; Manuel Ballesteros asumiría la vicepresidencia, Mariana Moguel quedaría como secretaria de la comisión y Wendy González y Luciano Huanosta continuarían como integrantes.

Para ello, dicho acuerdo se turnará a la Mesa Directiva y a la Comisión de Gobierno de la ALDF para los efectos a que se refieren los artículos 28, 30, 32 y 33 del Reglamento para el gobierno Interior de la ALDF.

 

Al tomar la palabra, Raúl Flores recordó que ser diputado de esta soberanía implica no sólo subir a tribuna a tratar de posicionar temas y a descalificar al gobierno, sino también trabajar en comisiones, que es donde se genera más del 50 por ciento de la productividad legislativa, por lo que criticó la simulación de los diputados de Morena, quienes cobran puntualmente sus sueldos a pesar de que no se presentan a trabajar, tal como lo ordenó esta soberanía al inicio de la VII Legislatura.

 

“El más claro ejemplo de esto que decimos está en la persona de César Cravioto, quien se dice coordinador de Morena pero que impidió que su grupo parlamentario se integrara a comisiones bajo el pretexto de que se les estaban dando comisiones especiales. Lo que hubo fue una suma de voluntades parlamentarias con la que se logró un acuerdo de gobernabilidad en la ALDF. Con ese mismo desprecio con el que actúa Cravioto yo les digo que es un personaje que simplemente no trabaja en esta Asamblea y que usa los recursos económicos y humanos  de la Asamblea de manera irresponsable y solo para beneficio personal y de su partido político”.

 

Flores García añadió que lo único que sabe hacer Cravioto, que tiene como único mérito ser el “Patiño” de Martí Batres, es proferir descalificaciones y asumir el odio y la intolerancia como métodos para poder avanzar electoralmente.

 

“Morena tiene como método sembrar el odio para poder avanzar, pero no nos van a acallar, no nos atemoriza que usen a la gente para azuzar y tratar de cubrir todas sus omisiones e irresponsabilidades. Sería terrible y muy preocupante para la gran mayoría de los habitantes que esta ciudad quedara en manos de gente que promueve la intolerancia y que tiene una forma cuasi fascista de ver la vida, como la de Morena”.

 

Por su parte, el diputado Manuel Ballesteros celebró que poco a poco se esté regularizando la vida laboral de la Asamblea, pues recordó que esta es la segunda Comisión que da de baja a los diputados de Morena por no cumplir con su obligación de trabajar en comisiones, que es donde se da la mayor parte de la productividad legislativa.

 

“Desgraciadamente por esta actitud Morena no ha formado parte de las discusiones de los grandes temas que ha tenido esta VII Legislatura. Prueba de ello es el caso de la discusión que se dio sobre la Ley Electoral. No es lo mismo estar en las mesas de discusión, revisando artículo por artículo que llegar el mero día y sólo presentar algunas reservas en el Pleno. No estuvieron al pendiente del proceso de la Ley Electoral, pero a la mera hora se inconforman”, ejemplificó.

El diputado perredista recordó que en la Comisión de Normatividad ha habido unas 22 sesiones y los de Morena nunca se presentaron a trabajar.

 

“Por eso la gente que le dio la preferencia a Morena debe saber que en el recuento de los daños y de las cuentas ese partido le resulta debiendo a los ciudadanos”, enfatizó.

 

Por su parte, Wendy González, del PAN, también se manifestó a favor de hacer las modificaciones pertinentes en esta y en las demás comisiones que no han podido caminar de manera normal por la negativa de Morena a trabajar.

 

“El trabajo legislativo en comisiones no puede frenarse por la decisión de un Grupo Parlamentario. No podemos esperar más de un año a que los integrantes de Morena se dignen a querer trabajar”.

 

Finalmente, Raúl Flores recordó que sin contar con la designación y asistencia de Morena, desde su posición como vicepresidente la Comisión Especial de  Infraestructura ha realizado reuniones de trabajo con diversos funcionarios del gobierno de la Ciudad de México, entre ellos los titulares de Obras, del Metro, del Sistema de Aguas, del Metrobus y de la Autoridad del Espacio Público, así como tres foros temáticos en los que se analizaron opciones para un futuro limpio y sustentable, mecanismos de inversión pública y privada en infraestructura, y sobre la relevancia de ganarle espacio a los lugares que ocupan los estacionamientos destinados a los automóviles.