La empresa sueca de automóviles, Volvo, anunció este miércoles que a partir de 2019 abandonará la manufactura de coches con motores convencionales para sustituirlos con sistemas totalmente eléctricos o híbridos en sus próximos modelos.

El director ejecutivo de Volvo, Håkan Samuelsson, informó que en un claro compromiso para reducir nuestra huella de carbono y contribuir a una mejor calidad del aire en nuestras ciudades, iniciarán con el lanzamiento de cinco modelos totalmente eléctricos entre 2019 y 2021.

Se espera que para 2025 las ventas sean de al menos un millón de automóviles eléctricos, estos últimos integrando un motor de gasolina con un motor eléctrico de 48 voltios, reduciendo así la huella de carbono que dejan en nuestro planeta.

Por su parte Toyota, también anunció planes similares en los que incluso planean introducir algunos vehículos que funcionen con hidrógeno.