Con la representación del presidente Enrique Peña Nieto, Laura Barrera Fortoul, titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), asistió a la ceremonia de Abotonamiento del Gobernador 2017-2018 Distrito 4170 de Rotary International, donde hizo un reconocimiento a la “red de amor, conciencia y resultados”, que representa.

Emitió un saludo tanto del Presidente de México, como de Angélica Rivera de Peña, presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del DIF Nacional y reconoció a los rotarios como la organización mundial más importante de solidaridad y amor, con más de 110 años de hacer el bien y con presencia en más de 200 países.

Destacó el trabajo del gobernador saliente, Miguel Ángel Borja Tovar y deseó al gobernador entrante, Pío Arturo Barahona López, el mayor de los éxitos en los días por venir. Señaló que Rotary es la organización con el mayor alcance e impacto en favor de la humanidad y que “su historia e intención son dignas de admiración”, destacando el lema “se beneficia más quien mejor sirve; mencionó que, “los fines y metas de la organización rotaria son muy similares a las de la institución que represento”.

Laura Barrera, expresó que la mejor forma para crecer como seres humanos, y trascender es a través del servicio; “es la entrega de cada uno a las causas con profunda solidaridad”, externó.

Habló de los centros asistenciales de DIF Nacional que albergan a niñas, niños y adolescentes “a los que hoy tenemos el privilegio de llamarlos hijos, que nacieron en condiciones muy complicadas y que hoy tenemos que abrazar y hacerlos propios, porque todo lo que se haga en la primera infancia entre los cero y cinco años de edad, es el molde del ser humano que nos acompañará a lo largo de la vida”, mencionó.

Enfatizó que como lo instruyen el presidente, Enrique Peña Nieto y la Sra. Angélica Rivera de Peña, los programas del DIF se enmarcan en un gobierno solidario y consciente a favor de quienes más nos necesitan. “Desde DIF Nacional nos unimos de corazón al Club Rotario, a su misión y a sus aspiraciones, para que juntos construyamos un país más digno tolerante e incluyente”

Finalmente recordó las palabras del Papa Juan Pablo II al señalar que “la solidaridad no es un sentimiento superficial, es una determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común”; “que todos, seamos responsables de todos”.