Según señala la Organización Científica para la Conservación de Animales Acuáticos, el 96% de lobos marinos muertos que ellos han atendido hasta el momento, se debe al impacto humano, es decir, que los pescadores atacan a los lobos, muy posiblemente porque los lobos marinos atacan las redes.
La muerte de los lobos marinos va en aumento año con año con relación a 2016 469, en comparación al reporte del año 2015, en donde figuraban 306.
“En el primer bimestre de lo que va del año van 178 lobos marinos muertos, comparado con los 158 en el 2016 para el mismo periodo. Considerando que la mayor cantidad de muertes ocurren en la segunda parte del año”, menciona Carlos Yaipén Llanos, médico veterinario marino y presidente de ORCA.
Hace unas semanas ciudadanos reportaron sobre una loba marina varada en la playa Los Pulpos, en el distrito de Punta Hermosa. Tras la alerta, un equipo de esta organización llegó para ayudar al animal, la cual se convirtió en una más que muere en nuestro litoral.