La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) exigió una investigación a fondo por la presunta existencia de células del Cártel de Tláhuac, quienes se dedican a la venta de drogas en instalaciones de la institución en la Ciudad de México.

A través de un comunicado, la máxima casa de estudios urgió a las autoridades competentes a realizar acciones para desactivar esas organizaciones delictivas, así como el deslinde de responsabilidades.

“La universidad exige una investigación a fondo sobre la presunta existencia de un cártel dentro de las instalaciones del campus; que se lleven a cabo las acciones conducentes para desactivar posibles nexos, así como el deslinde de responsabilidades”, destacó.

EL UNIVERSAL dio a conocer ayer que, según reportes de la PGR, en la UNAM opera una célula compuesta por 20 personas, la cual está vinculada con el Cártel de Tláhuac para la venta de drogas dentro de Ciudad Universitaria y donde trabajadores de Auxilio UNAM fungen como halcones de vendedores de droga.

Las investigaciones federales y locales que se han realizado en torno a esta actividad identifican a una persona con el sobrenombre de El Micky como el líder de este grupo. Fuentes judiciales indicaron que el enervante lo “guardan” en una vivienda de la colonia Santo Domingo, frente a Ciudad Universitaria, por lo que con facilidad entran y salen del complejo educativo.

La universidad resaltó ayer sobre el caso que “ante la versión periodística de que dentro del campus universitario operan células del Cártel de Tláhuac, hasta ahora, la administración central de la UNAM ha trabajado para combatir a narcomenudistas, de acuerdo con la información proporcionada por las autoridades responsables en el país y en la ciudad”.

La institución dio a conocer el jueves pasado que en los últimos seis meses han sido detenidas al menos 13 personas que se dedicaban a la venta de cocaína y marihuana dentro de las instalaciones de Ciudad Universitaria.

Puntualizó que estos individuos fueron asegurados fuera del campus y que al ser detenidos todos se encontraban en posesión de diferentes tipos de estupefacientes, particularmente marihuana y cocaína.

Buscan erradicar el problema. Sobre las 13 detenciones, la UNAM ha resaltado que se dan en el marco del combate al narcomenudeo en sus instalaciones, “así como de la colaboración con las autoridades encargadas de la seguridad en la ciudad y en el país.

“La Universidad Nacional no se detendrá en su decisión de combatir este fenómeno ilegal y nocivo dentro de sus instalaciones, siempre de acuerdo con sus atribuciones y en pleno respeto a la autonomía universitaria”, detalló en su comunicado emitido ayer.

Las 10 medidas. En mayo pasado, después de la muerte de la joven Lesvy Berlín Osorio Martínez, una de las tres personas que han fallecido en Ciudad Universitaria en lo que va este año, la UNAM implementó 10 acciones en materia de seguridad para la comunidad de esa casa de estudios.

Entre las disposiciones adoptadas se encuentran el mantener la vigilancia permanente en las inmediaciones y en los accesos de elementos de seguridad pública; extender y reforzar la iluminación de distintas zonas universitarias; ampliar el número de cámaras de seguridad en aquellos espacios considerados como “vulnerables”