Mónica no realizó a tiempo el pago de su tarjeta de crédito, lo hizo un día después de la fecha límite establecida. Al mes siguiente, cuando revisaba su estado de cuenta notó que tenía un cargo por “gastos de cobranza”. Hasta ese momento, Mónica supo el monto de la comisión que cobra su banco como consecuencia del incumplimiento de pago.

Generalmente las tarjetas de crédito cobran comisiones por anualidad, que se refiere al costo que debe cubrir el usuario al año por concepto de membresía de la línea de crédito; por disposición de efectivo, porcentaje o cantidad que se cobra sobre el monto del crédito dispuesto por el usuario y por gastos de cobranza.

Recuerda que las comisiones son cobros que efectúa una institución financiera por el uso y administración de un producto financiero, tienen la finalidad de cubrir los costos directos y los gastos administrativos. Es decir, las instituciones financieras te cobran por proporcionarte el producto y por el funcionamiento del mismo.

Los costos de las comisiones van en función de las características propias de cada producto. Para conocer quién te proporciona el costo más bajo o el producto que se adecue a tus necesidades, te recomiendo que consultes el Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros en: www.buro.gob.mx.

Compara las comisiones, tasas de interés y las características de productos financieros para que sepas cuánto dinero destinarás por pago de comisiones y considera si puedes cubrir este gasto. Al igual que Mónica, no olvides revisar tu estado de cuenta, si no estás de acuerdo con alguna comisión acude a tu institución financiera para pedir una aclaración.